Liverpool, vigente campeón de la Champions League, se imponían por 3-0 ante Salzburgo producto de las anotaciones de Sadio Mane, Andrew Robertson y Mohamed Salah, pero se durmió y el sorprendente elenco alemán se lo empató gracias a los goles de Hee-Chan Hwang, Takumi Minamino y Erling Braut Haaland.

Y cuando todos los fantasmas aparecían en Anfield para los de Jürgen Klopp, el egipcio Salah volvió a inflar la red con el grito sagrado, para sumar sus primeros tres puntos en el grupo E.

En el restante encuentro de la zona, Genk y Napoli no se sacaron diferencia e igualaron sin goles.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos

Comentarios