La final de la Copa Libertadores presentó este sábado un guiño hacia la memoria de Diego Maradona, a dos días de cumplirse el primer aniversario de su muerte. En la previa del decisivo juego entre Palmeiras y Flamengo, durante el calentamiento previo de los jugadores, sonó en todo el Estadio Centenario de Montevideo el tema “Live is Life”.

La canción del grupo austríaco Opus quedó asociada por siempre a la figura de Maradona, por musicalizar el estadio olímpico de Munich, donde Nápoli se enfrentó con Bayern Munich, en el año 1989.

Las cámaras de televisión siguieron al entonces capitán del conjunto italiano mientras realizaba los movimientos competitivos. Sus cordones desatados y la magia que desplegó con la pelota en los pies en esos minutos, pasaron directamente a la historia.

Comentarios