Había perdido el partido de ida en Brasil por 1-0 y, por eso, el sueño de dar vuelta la historia y tocar el cielo con las manos no era descabellado. Pero enfrente había un equipo muy curtido en este tipo de competencias que logró hacer pesar toda esa experiencia. Y así, un 29 de noviembre de 2017, Lanús no logró dar vuelta la historia ante Gremio que, en el estadio Néstor Diaz Pérez, ganaba por 2-1 y lograba su tercera Copa Libertadores.

Los de Porto Alegre presionaron alto de entrada, tomaron el protagonismo del partido y jugaron mejor que el Granate en todos los sectores, inclusive equivocándose menos en acciones muy finas, de esas que definen partidos.

Y justamente en una de ellas, a los 27 minutos, empezó a inclinarse la balanza hacia el lado de los brasileños cuando José Luis Gómez perdió feo en la salida y Fernandinho aprovechó para irse solo hasta lencontrar a Esteban Andrada y definir con un remate alto.

La tristeza del Laucha Acosta, uno de los emblemas de aquel Lanús.


Claro que los gaúchos no estaban ganando simplemente por esa acción, sino que habían hecho los merecimientos necesarios como para justificar la ventaja a partir de un fútbol prolijo que partía de los pies de Arthur y llegaba diáfano al mencionado Fernandinho y especialmente a Luan.

Y fue justamente Luan el que aprovechando la prolongada inactividad de Marcelo Herrera, forzado reemplazante del suspendido Diego Braghieri, entró al área a puro amague y definió con maestría picándole la pelota a Andrada, dejando la historia 2-0 cuando apenas se habían jugado 40 minutos.

La segunda mitad, en cambio, ya fue otra cosa, porque sobre el final del primer tiempo ocurrió algo que iba a perjudicar la consistencia futbolística de los visitantes y fue la dura falta que le cometió Nicolás Pasquini a Arthur lesionándole el tobillo izquierdo, por lo que fue reemplazado por Michel al inicio de los 45 minutos finales.

Gremio le tiró encima toda su experiencia al Granate y festejó.


Entonces, a fuerza de empuje y con una inspiración de Lautaro Acosta, de flojo desempeño lo mismo que Román Martínez y el mencionado Gómez, llegó al descuento sobrepasados los 25 minutos por un penal convertido por José Sand tras una infracción dentro del área que recibió el Laucha. Con ese tanto el Pepe se convirtía en el goleador de esa edición de la Libertadores con 9 tantos.

Pero este descuento no alcanzó que Lanús lograra dar vuelta una historia que era complicada de por sí. Los minutos fueron pasando y el sueño de conquistar América no se pudo concretar más allá del sensacional torneo que había realizado los de Jorge Almirón, con heroica eliminación a River incluida.

Por el lado de los brasileños, su técnico Renato Gaúcho se transformó en el primero en consagrarse campeón como futbolista primero (en 1983) y como entrenador esa vez, siempre defendiendo los colores de Gremio. 

Los jugadores de Lanús se lamentan tras perder una posibilidad histórica.

El resumen de la final entre Lanús y Gremio

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos