Pablo Pérez tuvo la primera.

A los 10 minutos de iniciada la Superfinal en el estadio del Real Madrid, Pablo Pérez tomó de volea una pelota que quedó boyando al borde del área chica tras un córner. El disparo, algo débil, que podría haber significado el 1-0 para Boca, terminó en las manos del arquero de River, Franco Armani.
 


Previamente, en la jugada que derivó en ese córner, Jonatan Maidana casi la mete en contra de su propio arco tras un centro complicado que intentó despejar.


Comentarios