La ciudad italiana de Génova se ofreció este lunes como posible sede de la postergada segunda Superfinal de la Copa Libertadores de América entre River y Boca.

El encargado de Deportes de la comuna, Stefano Anzalone, envió una carta a los clubes protagonistas para ofrecer el estadio "Luigi Ferraris" para que disputen el trascendental encuentro.


Se tomó esta iniciativa ya que ambos clubes tienen orígenes genoveses, ambos nacieron en el barrio porteño de La Boca donde hubo a principios del siglo XX una fuerte inmigración genovesa.

"Nos sentiríamos muy orgullosos de tener clubes importantes como Boca y River en nuestra ciudad dándoles la bienvenida en lo que, de alguna manera, también es su primera casa", manifestó Anzalone, según declaraciones a la agencia de noticias ANSA.
La segunda final de la Copa Libertadores de América fue postergada por la agresión al micro de Boca Juniors en la previa del partido y uno de los puntos del reglamento (el k) refiere a la opción de jugar el partido en un tercer país.

Los presidentes de River y Boca, Rodofo D'Onofrio y Daniel Angelici respectivamente, participarán este martes, a las 10, de una reunión en la sede de la Conmebol, en la ciudad paraguaya de Luque, con presidente de esa entidad, Alejandro Domínguez.

Comentarios