No pudo ganar el título. Tampoco pudo ser elegido el MVP (Jugador Más Valioso) del torneo. Sin embargo, el sueco Zlatan Ibrahimovic revolucionó la Major League Soccer de Estados Unidos cuando se incorporó a Los Ángeles Galaxy. Este miércoles, el delantero se despidió del conjunto que dirige Guillermo Barros Schelotto y lo hizo a su manera, dejando su marca hasta el último instante.

"Vine, vi y conquisté. Gracias, LA Galaxy, por hacerme sentirme vivo otra vez. Para los aficionados de LA Galaxy: querían a Zlatan, les di a Zlatan. De nada. La historia continúa… Ahora, vuelvan a ver béisbol", publicó en su cuenta de Instagram.

Pese a irse con las manos vacías, Zlatan no pasó inadvertido por el fútbol estadounidense. Batió récords institucionales, le devolvió el protagonismo a la entidad angelina, generó un ruido mediático sin precedentes y fue vital en el inicio de la rivalidad con Los Ángeles FC.

Su futuro es una incógnita. Se dice que podría volver a Milan, que habría sido tentado por Napoli o, incluso, fichar por un equipo chico de Italia.

MLS

Comentarios

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos