La altura siempre es un condicionante para los jugadores que están acostumbrados a jugar en el llano, y por eso en Boca ya diagramaron una estrategia algo especial para llegar a Ecuador, a principios de la semana que viene, de cara al duelo de ida ante Liga de Quito, por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El plantel xeneize, según lo dispuesto por el club, no hará lo que acostumbran a hacer los demás clubes que deben jgar en dicha ciudad, que es pasar primero por Guayaquil para llegar a Quito apenas unas horas antes del encuentro. Boca irá directamente a la casa de Liga.

Aunque no sean los 4100 metros que la ciudad de La Paz tiene, el estadio Casa Blanca de Quito se encuentra a 2850. La decisión, por supuesto, fue tomada luego de consultar con médicos y fisiólogos especializados en la altura, quienes coincidieron en que no habría problemas para los jugadores.

La CONMEBOL había hecho algunos cambios en la reglamentación luego del incidente de Atlético Tucumán en 2017, donde llegó tarde a jugar con El Nacional debido a unos problemas en las escalas.

Los que estaban informados afirmaron que los futbolistas no tendrán inconvenientes en lo físico, pero sí que habrá un problema con el pique de la pelota. Debido a esto, el Xeneize decidió viajar a Ecuador el lunes para hacer prácticas y reconocer el terreno de juego, con vistas al partido del miércoles por la noche.

Ver más productos

San Juan de la Cruz.

La Iglesia recuerda hoy a San Juan de la Cruz

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos

Comentarios