Flamengo le ganó a River por 2 a 1 en la final de la Copa Libertadores de América que se disputó en el estadio Monumental de Lima y eso de alguna manera "alivió" a los hinchas de Boca, luego de la eliminación en semifinales con su clásico rival.

Quien todavía tiene ese duelo con el Millonario entre ceja y ceja es el entrenador del Xeneize, Gustavo Alfaro, quien afirmó que una vez que deje su cargo, se va a ir "con todos los videos" que tiene a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para que le den explicaciones de situaciones vividas durante los duelos tanto en el Monumental de Núñez como en la Bombonera.

"Cuando deje de ser el técnico me voy a ir a Paraguay con todos los videos que tengo, con todas las jugadas, para que (Wilson) Seneme me explique algunas cosas", expresó en diálogo con El Show de Boca (AM 630).

"Conmebol tiene que cuidar las formas para que no haya ninguna sospecha de nada. La gente de Boca está herida, sensibilizada por lo que pasó del gas pimienta para acá. Si pusieron un VAR argentino en la cancha de Boca, que lo pongan en la de River también", agregó.

En el primer partido, con victoria del Millonario por 2-0, el chileno Nicolás Gallo fue el encargado de revisar mediante la tecnología y llamó al brasileño Raphael Claus, árbitro principal, para que chequee las jugadas del penal de Emmanuel Mas a Rafael Santos Borre y la expulsión a Nicolás Capaldo por una patada a Enzo Pérez, en el principio y el final del encuentro respectivamente.

Luego, para la revancha, el designado fue el local Mauro Vigliano para asistir a Wilton Sampaio. El mismo fue criticado a pesar de estar considerado entre los mejores del mundo para la posición y se le reclamó un supuesto golpe dentro del área de Javier Pinola sobre Eduardo Salvio en los primeros minutos.

Comentarios

Ver más productos

La beata Laura Vicuña, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a la beata Laura Vicuña

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos