Una jornada muy especial es la que se vivió en el Camp Nou entre Barcelona e Inter. Es que los catalanes llegaban a este encuentro sumergidos en una crisis futbolística donde los resultados no lo estaban acompañando, mientras que los milaneses no conocían lo que es la derrota en la temporada, ya que arrancaron con seis triunfos consecutivos en la Serie A y una igualdad en la primera presentación del grupo F de la Champions League. Y cuando todos los caminos conducían a que los de Antonio Conte sumen un nuevo éxito, apareció en todo su esplendor Lionel Messi para asistir a Luis Suárez y darle una alegría a los españoles. Por Lucho, el triunfo quedó en su estadio por 2-1.

La Pulga elude la marca de Martínez.

La historia había comenzado de la mejor manera para el Neroazurro, puesto que Lautaro Martínez, de arranque, infló la red con el grito sagrado para no solo romper la paridad en el partido, sino también para gritar por primera vez de manera internacional en el Viejo Continente. Luego, el Toro tuvo el 2-0 con un brillante cabezazo, pero Ter Stegen le ahogó el grito con una brillante atajada.

Con alma y vida lo gritó el Toro.

En el complemento, los de Ernesto Valverde reaccionaron. Primero llegaron a la igualdad por intermedio de Luis Suárez, con una volea de afuera del área que venció la resistencia de Samir Handanovic. Y cerca del final, apareció Lionel Messi para generar una gran jugada individual, dejar mano a mano al Pistolero, quien no falló y sentenció la historia para su equipo.

El Pistolero inicia su festejo por el 2-1.

En el restante encuentro del grupo, Borussia Dortmund dio cuenta -como visitante- de Slavia Praga por 2-0.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos

Comentarios