Sin la presencia de Paulo Dybala, Juventus tuvo que sufrir para derrotar al Chelsea de Inglaterra por la Champions League, pero pudo sacar a flote un partido interesante con mucho ritmo de ida y vuelta.

De este modo, el flamante campeón de la competencia cayó por 1-0 en su visita a Italia, este miércoles en la segunda fecha de la Champions League. Los campeones de Europa sufrieron un gol de Federico Chiesa, uno de los mejores jugadores del partido, instantes después de que comenzara la segunda mitad, en una acción increíble.

El cuadro local movió del medio, tocó hacia atrás y buscó con un balón aéreo a Rabiot que le ganó a su marca y le bajó la pelota a Federico Bernardeschi. El mediocampista recibió con comodidad y al dominar el esférico se encontró rodeado por tres marcas, pero pudo filtrar la pelota al área para la diagonal al vacío que le marcó Chiesa, quien se acomodó para su zurda y definió fuerte al primer palo para marcar el 1 a 0 cuando apenas iban 10 segundos.

El delantero italiano demostró ser una pieza clave del conjunto de Allegri y pudo gritar nada menos que ante el último campeón del certamen. Su tanto fue fundamental para que su equipo sume de a tres y se ubique como líder del Grupo D con puntaje ideal.

Comentarios