En el fútbol muchas veces las estadísticas no alcanzan para dictar sentencias y funcionan como un aporte tangible que acompaña al rendimiento, al juego, a lo más importante. Pero en el caso de Juventus las dos aristas van juntas. Porque ya van siete Scudettos al hilo y desfila rumbo al octavo. Porque le saca ocho puntos a su escolta, Napoli. Y porque con el triunfo frente a Roma alcanzó el mejor arranque de la historia de las grandes ligas europeas (España, Italia, Inglaterra, Alemania y Francia) con 49 de 51 puntos posibles. Así, superó la marca que ostentaban el Barcelona de Tito Vilanova en la temporada 2012-13 y el Manchester City de Josep Guardiola en la 2017-18.

Frente al equipo capitalino, el equipo de Massimiliano Allegri otra vez supo marcar la diferencia. Fue de mayor a menor: en el primer tiempo tuvo tres chances clarísimas que tapó el arquero Robin Olsen antes del cabezazo a pura potencia del croata Mario Mandzukic para el 1-0 que sería definitivo.

En el complemento, Roma nunca encontró los caminos y otra vez las más claras fueron del local, que contó con un discreto Paulo Dybala como titular y con un Cristiano Ronaldo fastidioso por no poder marcar. El portugués tuvo dos situaciones en el área chica, pero en ambas le ahogó el grito Olsen.

Sufrió pero cumplió

En otro de los partidos de la jornada, Napoli sorteó un partido complicadísimo: venció 1-0 a SPAL 2013 y sigue como escolta del líder Juventus. El único gol lo marcó Raúl Albiol. En tanto, el Inter de Mauro Icardi, no pudo con el débil Chievo Verona y empató 1-1, mientras que Milan (que contó con la presencia de Gonzalo Higuaín entre los titulares, en lo que podría ser su último partido con la camiseta rossonera por su posible partida a Chelsea) cayó ante Fiorentina por 1-0.

Comentarios