El 2021 comenzó de manera trágica en Brasil, con un hecho que podría implicar a un futbolista del Botafogo que terminó su contrato con el equipo el pasado 31 de diciembre. Se trata de Márcio Almeida de Oliveira, más conocido como Marcinho, es el apuntado por la policía de Río de Janeiro como sospechoso de haber atropellado a una pareja en Recreo de los Bandeirantes, un barrio de la zona oeste de la ciudad.

Según indicó el diario Globo Esporte, el accidente se habría producido el pasado miércoles 30 a la altura 17.000 de la Avenida Sernambetiba, cuando un auto Mini Cooper embistió a María Cristina José Soares y Alexandre Silva de Lima. El hombre murió en el acto y la mujer resultó gravemente herida. Por su parte, el conductor se fue del lugar sin brindar ayuda a las personas afectadas, según indicaron testigos del accidente a la policía local.

Otra de las informaciones reportadas por la prensa brasileña confirmaron que el vehículo de alta gama está radicado a nombre de una empresa que tiene como uno de sus socios a Sergio Lemos de Oliveira, padre y representante del futbolista de 24 años. Según el policía Allan Luxardo, de la dependencia de Recreo, el auto fue encontrado abandonado en la calle Rua Hermes de Lima, a unos 600 metros del lugar del accidente.

Luego de eso, la compañía de seguros retiró el automóvil y lo dirigió hasta la casa del padre del jugador hasta que fue trasladado a la policía de Recreo. Por este motivo es que las autoridades creen que Marcinho podría ser el implicado. Una vez que el auto llegó a la seccional, sufrió una nueva investigación más completa que incluyó la revisión del interior del vehículo.

Así quedó el auto protagonista del accidente

Comentarios