El plantel de Boca, a pesar de que en principio fueron bajados del micro para entrar nuevamente al hotel, más tarde, decidieron trasladarse hasta La Bombonera para realizar una tarea de activación, para que los jugadores puedan dejar de lado las tensiones vividas. También aprovecharon Guillermo Barros Schelotto, Darío Benedeto, Wanchope Ábila y Carlos Tevez para pisar el campo de juego y sacar las lógicas conclusiones de lo que puede dialogando y pisando varios sectores del campo.

Una vez finalizado el entrenamiento que se realizó en una cancha interna del estadio (donde se brinda la conferencia de prensa tras cada partido), Guillermo sostuvo que "jugar no se podía, llovió mucho y encima después volvió a llover fuerte. Está programado para jugar mañana... Estamos bien, igual, no cambia demasiado porque para la revancha hay tiempo".

Guillermo recorrió La Bombonera antes del entrenamiento (Prensa Boca).

Sobre su gusto, dijo "queríamos jugar hoy. Ojalá nos permitan jugar mañana"; también agregó sobre las especulaciones de jugar el sábado próximo para que se recuperen los jugadores de River lastimados, dijo: "Son especulaciones que no sé si sirven. Juegue quien juegue nosotros tenemos que ganarle a River".