Estudiantes de La Plata, cumple 50 años de un acontecimiento histórico, el 16 de octubre de 1968 se coronó Campeón de la Copa Intercontinental, en Inglaterra, la cuna del fútbol, logró dar la vuelta olímpica en el célebre estadio de Old Trafford luego de empatar 1 a 1 frente al Manchester United. Con el sello táctico del técnico Osvaldo Zubeldía escribió una de las páginas más gloriosas del fútbol argentino.

“El León de La Plata” y el Manchester pudieron dirimir el título del mejor del mundo, porque los argentinos al vencer a Palmeiras consiguieron ganar la Copa Libertadores de América, mientras que el Manchester derrotó a Benfica de Portugal y fueron merecedores de la Copa de Campeones de Europa.

Enfrentar a nivel mundial al poderoso plantel inglés, que hoy conduce técnicamente José Mourinho, suponía una grandeza deportiva insondable en caso de alcanzar la coronación. Manchester por su parte, buscaba llevar a Inglaterra el primer título Intercontinental para el país.

Sentimientos e intereses estaban entrecruzados, ingredientes que hacían a la partida aún más emocionante.

En el partido de ida, en la cancha de Boca, la presión del público y el juego obstinado defensivamente de Estudiantes fueron cercando los caminos de los ingleses. Con prudencia los platenses merodeaban las cercanías del arco rival. Hasta que se produjo la oportunidad mediante un lanzamiento desde el córner, ahí le permitió demostrar la inmensa calidad de Marcos Conigliaro y anotar el gol que resultaría definitivo para el pase a la final. Estalló la euforia y el fanatismo de más de 60.000 almas que fueron a brindar aliento al plantel de Zubeldía.

Es oportuno destacar, que Estudiantes fue el primer equipo argentino en obtener ese título de visitante. Puede generar confusión porque Racing el año anterior, con el famoso “Equipo de José”, conquistó la Intercontinental de 1967 al vencer al Celtic Glasgow de Escocia, por 1 a 0, en tercer partido en cancha neutral, jugado en el estadio Centenario de Montevideo.

Para el partido revancha en Inglaterra, Zubeldía mantuvo el equipo que había ganado en La Bombonera. Merecen ser citados los héroes de esa proeza: Alberto Poletti; Oscar Malbernat, Ramón Aguirre Suárez, Raúl Madero, José Medina (expulsado), Carlos Bilardo, Carlos Pachamé, Néstor Togneri, Felipe Ribaudo, Marcos Conigliaro y Juan Ramón Verón.

Con apenas siete minutos de juego, Estudiantes puso una mano en la Copa. El extraordinario Juan Ramón "La Bruja" Verón, con un impecable cabezazo adelantó a su equipo en el marcador obligando al Manchester a revertir el resultado.

El partido se hizo muy trabado y plagado de rispideces. Una falta descalificadora de Denis Law, creativo del conjunto inglés, fue expulsado por el árbitro yugoslavo Zevecic. Un episodio que tranquilizó en cierta medida al equipo de La Plata.

En ventaja de dos goles en el global y con el rival en inferioridad numérica, el reconocido e implacable cerrojo defensivo hizo el resto. Apenas en el último minuto de la batalla Willie Morgan pudo empatar aunque las cartas estaban echadas y no sirvió para modificar el brillante destino de llevarse la Copa Intercontinental de 1968. Una hazaña inolvidable y muy festejada por Argentina.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos