Marcelo Gallardo había sido suspendido por Conmebol porque su equipo salió a jugar tarde el segundo tiempo ante Independiente en el Monumental. Esta medida obligaba al Muñeco a ver el partido desde otro sector del estadio, no podía comunicarse con sus asistentes en el banco de suplentes y tampoco debía ingresar al vestuario para dar la charla técnica. Estos últimos dos puntos fueron violados por el Muñeco, quien ante los periodistas admitió estos actos.

La dirigencia de Gremio tomó nota de estos actos de Gallardo y tomaron la decisión de ir a pedir los puntos a Conmebol. ¿Qué dice el reglamento en estos casos? Cuando un jugador es quien decide jugar estando suspendido, el equipo perjudicado tiene 24 horas para pedir los puntos y cambiar el resultado del partido. Pero en el caso de los entrenadores no hay nada estipulado. Gremio se basa en el artículo 56 inciso C: si considera que la irregularidad del accionar de Gallardo influyó en el resultado del partido, tendría lugar una protesta por los puntos.

Es muy improbable que Conmebol estime el pedido de Gremio ya que se especula una dura sanción económica para Gallardo y, posiblemente, sea suspendido para las finales de la Copa.

Comentarios