En los primeros minutos de juego, el arquero de Santos, Vanderlei, quiso salir jugando con el lateral derecho, Ferraz. Maximiliano Meza leyó bien la jugada antes de que el guardameta la ejecute, anticipó al defensor y llegó primero a la pelota.

En su afán por recuperar la pelota, Lucas Veríssimo fue a marcar al mediocampista del Rojo, quien cayó dentro del área. El árbitro no cobró falta pero la polémica quedó instalada.

 
Y minutos antes de que termine la primera parte, Pablo Hernández quedó mano a mano con Vanderlei, el arquero sale a achicar y se lleva puesto al mediocampista del Rojo. En esta jugada, el árbitro sí cobró el tiro desde los once pasos. 
 
 
 

Comentarios