La FIFA trabaja en la reforma del sistema de traspasos del fútbol mundial y quiere poner un límite a la cantidad de préstamos, restringiendo a ocho el número de jugadores que pueda ceder a terceros cada club.

En caso que se modifique este sistema, la cifra de clubes afectados ascendería a casi un centenar. Se excluirían a aquellos jugadores menores de 21 años formados en el club que ostentase su propiedad y estuvieran ligado a él por un contrato de larga duración.

El caso más paradigmático es el de la Serie A, donde este tráfico de futbolistas se ha convertido en un modo de inversión. Se compran y se ceden a la espera de que se revaloricen para venderlos más caros o, en el menor de los casos, se hagan un hueco en el equipo al que pertenecen.

La FIFA tiene en marcha un grupo de trabajo que está estudiando la reforma del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores. Entre los aspectos bajo análisis están los conocidos como "derechos de formación", los traspasos de menores, las ventanas del mercado de fichajes o fijar un tamaño para las plantillas, aspecto este último en estrecha relación con el de las cesiones.

Increíblemente los equipos que más jugadores propios tiene en otro equipo son de la liga de Italia: Atalanta de Italia (77), Genoa (73), Sassuolo (41) y Juventus/Torino (40).

En el resto del Europa: Chelsea (40), Manchester City (27), Wolverhampton (27), Sporting (24), Benfica (21), Real Madrid (21), Atl. Madrid (16), Barcelona (15).

Comentarios