En la última jugada del primer tiempo, Hernán Barcos anotó un gol para Cruzeiro pero el árbitro Andrés Cunha decidió no convalidarlo.

¿Qué pasó? Es que tras el centro desde la derecha, Agustín Rossi salió a despejar la pelota con los puños mientras que Dedé fue a disputar la pelota con la pierna levantada casi a la altura de la cara del arquero.

Rossi sale a despejar con los puños mientras Dedé va con la pierna arriba. (FotoBaires)

El réferi entendió que hubo jugada peligrosa y cobró tiro libre para el xeneize. ¡Mirá la polémica jugada en el video y sacá tus propias conclusiones!

Comentarios