Estupor y gran preocupación generó la lesión que Lionel Messi que padeció durante el partido entre Barcelona-Sevilla. Mientras a los 12 de la primera parte infló la red con el grito sagrado, para adelantar a su equipo por 2-0, a los 26 el Camp Nou se silenció al verlo caer.

Por la acción en su codo derecho, fue rápidamente atendido en el campo de juego y trasladado a un hospital de alta complejidad para determinar el grado de la lesión. En la misma, se comprobó que tiene una fractura en el radio del brazo derecho. El tiempo aproximado de baja es de tres semanas, por lo que se pierde el clásico contra Real Madrid de la semana próxima.

Messi tendido en el piso, puro dolor.

Comentarios