Un carnicero de la localidad santafesina de San José de la Esquina generó repudio entre sus vecinos luego de pintar a su perro con los colores de Boca. 

A horas de la primera final de la Copa Libertadores, al sujeto se le ocurrió pintar con aerosol azul y amarillo el lomo de su can, blanco con manchas negras. Al costado de su cuerpo escribió la palabra "Boca". 

El carnicero ya le había advertido a sus amigos sobre su idea, pero nadie lo creyó capaz. 

El Refugio Beloso dio a conocer el hecho y viralizó las desgarradoras imágenes. "Ningún animal maltrataría a su dueño pintándolo para hacerse el gracioso. Sólo el ser humano es capaz de hacer tanto daño. Lamentable", escribieron en el Facebook de la organización.