En una noche no apta para cardíacos, Vélez obtuvo sobre la hora un triunfazo ante Nacional (3-2) en el Gran Parque Central para seguir con más vida que nunca en la Copa Libertadores. El equipo de Liniers se estaba quedando eliminado del máximo torneo sudamericano con el empate parcial, pero en el cuarto minuto de descuento Máximo Perrone le dio la victoria a la V, que sumó así su primera victoria en el torneo.

Con este resultado, Vélez quedó con el mismo puntaje que Bragantino (5), aunque los brasileños tienen mejor diferencia de gol (-1 contra -3). En la última fecha, el Fortín deberá ganarle al ya clasificado Estudiantes y esperar el resultado del choque entre Nacional (4 puntos y aún con chance de meterse en octavos) y Bragantino.

Vélez había comenzado muy bien el partido, pero el Tricolor facturó en su primera aproximación. El local recuperó en terreno ajeno y Diego Zabala, cumpliendo con la ley del ex, sacó un derechazo rasante contra un palo para poner así el 1-0. El Fortín mantuvo el ritmo y siguió buscando el gol que terminaría llegando en el final de la primera parte. Con un perfecto disparo a colocar, Lucas Janson la clavó contra el segundo poste y puso el 1-1 parcial.

La V azulada daría vuelta el marcador en el complemento gracias al juego aéreo. Matías de los Santos ganó en las alturas para conectar un tiro de esquina y de cabeza pudo revertir el resultado en la noche de Uruguay. Pero las cosas se complicaron sobre el final del partido, ya que después de mucho aguantar Piero Maza cobró penal tras una mano de Osorio. El Puma Gigliotti no falló y convirtió el 2-2 con el que Vélez se despedía de la Copa. 

De los Santos lo grita con alma y vida. Fue el segundo de Vélez.

Sin embargo, el milagro llegó. A los 49 Abiel Osorio lanzó un gran centro pasado para la aparición de Perrone, que metió el frentazo para poner el 3-2 y concretar así un triunfo clave para el Fortín en esta Libertadores. Así, cuanto todo pintaba oscuro, ahora Vélez tendrá una vida más que no puede desaprovechar.

Comentarios