Horacio Elizondo fue un árbitro internacional de categoría FIFA, nació en Quilmes el 4 de noviembre de 1963. Tiene una inclinación natural por la poesía, destacándose en esta disciplina literaria. En la actualidad se desempeña como director nacional de Arbitraje. Abandonó la carrera en el 2006. Dentro de la profesión marcó un suceso único que le permitió inscribir su nombre en la historia de los mundiales. Dirigió el partido inaugural de la Copa de Alemania 2006, disputado entre Alemania y Costa Rica. Los alemanes derrotaron a los costarricenses por 4 a 2 y resultó ser el encuentro con mayor cantidad de anotaciones desde 1934. También lo designaron para conducir el encuentro final entre Italia y Francia, su faena estuvo colmada de situaciones complejas. Ya a los 7 minutos fue derribado en el área al volante galo Florent Malouda por el defensor italiano Marco Materazzi  (ídolo en el Inter de Milán donde consiguió 14 títulos). El capitán francés Zinedine Zidane abrió la cuenta venciendo al famoso Gianluigi Buffon. Recién a los 17’ el equipo ‘azzurri’ logró el empate, mediante un potente cabezazo de Materazzi clavando el balón en el arco de Fabien Barthez. 

En el segundo tiempo anuló un gol del italiano  Luca Tonien por posición adelantada. El arquero Buffon, con tajadas extraordinarias, fue protagonista y el responsable de la definición por penales.  Método que Italia quería evitar porque estaba signado por la mala suerte. Así le ocurrió sufrir la eliminación desde los doce pasos en los mundiales de 1990, 1998 y la final de 1994.

Otro polémico suceso debió soportar Elizondo a los 118’ cuando tuvo que detener el partido. Al ser notificado por el cuarto árbitro, el español Luis Cantalejo, de una falta que el árbitro argentino no vio. Un cabezazo del capitán francés al pecho de Materazzi. La decisión del referí representó la expulsión de Zidane, que había anunciado sería su último partido de su trayectoria. Sin su máxima estrella el conjunto galés decayó abruptamente y se llegó a la fase de penales. En la ejecución, los jugadores italianos convirtieron todos, mientras que en el equipo francés falló David Trezeguet, conocido en la Argentina por su exitoso paso en River Plate. Con este resultado Italia alcanzó la cuarta Copa del Mundo.

También Horacio Elizondo conquistó otro record en Alemania 2006, sin ser aún superado. Fue el responsable arbitral en cinco partidos durante esa competición mundial. Además del partido inicial y final, ofició de árbitro en:  
República Checa vs Ghana (por el Grupo E); Suiza vs Corea del Sur (Grupo G), y los cuartos de final entre Inglaterra vs Portugal. 

En sus 5 partidos que ha dirigido mostró 26 tarjetas amarillas, expulsó a 3 jugadores: el checo Tomáš Ujfaluši, el inglés Wayne Rooney y el francés Zinedine Zidane en la final, y sancionó 2 penales, uno de ellos en el partido decisivo.

Como corolario de sus grandes logros, el 8 de enero de 2007 en la Gala Mundial del Fútbol realizada en Salzburgo, Elizondo recibió el premio al Mejor Árbitro del Mundo 2006.

En toda su campaña ha dirigido 1600 partidos a nivel nacional, entre los que se destacan 11 superclásicos y 23 clásicos. Internacionalmente arbitró 150 encuentros, resaltando 22 de Eliminatorias, 3 finales de Copa Libertadores y los 5 de Alemania 2006. En los choques trascendentes su tarea fue impecable.

 

Escribe Alfredo Luis Di Salvo