Se encendieron las luces de alarma y no es para menos. Es que hubo una explosión de casos de coronavirus en la Selección de Uruguay y la atención recae en su entrenador, Oscar Washington Tabárez, no sólo debido a su edad sino, también, a su frágil salud. 

Es que este viernes se confirmó que Diego Godín también dio positivo de Covid-19 y, con él, ya son 16 los casos confirmados en la Celeste, donde claramente falló la burbuja que se armó para la doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas que se acaba de jugar. El que sí zafó es Nahitan Nández, cuya prueba dio negativa.

El comunicado dice que el Cagliari "anuncia que los últimos controles de salud realizados han puesto de manifiesto la positividad del COVID-19 de Diego Godín. El jugador, que ayer regresó de sus compromisos con la selección uruguaya, no entró en contacto con los integrantes del grupo del equipo y fue aislado rápidamente como lo requieren las directivas federales y ministeriales". También se precisó que "la prueba a la que fue sometido Nahitan Nández, quien también ayer regresó de Uruguay, fue negativa".

Con este nuevo positivo, Godín se suma a la lista de infestados que ya integraban Matías Viña, Luis Suárez, Rodrigo Muñoz, Alexis Rolín, Diego Rossi, Lucas Torreira, Darwin Núñez, Brian Rodríguez y Gabriel Neves, además de los funcionarios de la Selección Matías Faral, Alberto Pan, Jorge Rey, Richard López, Víctor Brítez y Emiliano Aguirre.

Esto pone en alerta a todo Uruguay pensando en Tabárez, no sólo porque con sus 73 años está dentro del grupo de riesgo que más daño produce el coronavirus, sino porque el Maestro viene penando desde hace algunos años con un endeble estado de salud que obliga a seguirlo bien de cerca.

 
 

Comentarios