River volvió a entrenar en el predio de Cardales, en el que Marcelo Gallardo hizo hincapié en el aspecto ofensivo del equipo, ya que realizó trabajos tácticos parando a los futbolistas que serán encargados de dar la punzada final bajo los tres palos xeneizes. Así, el foco estuvo puesto mayormente en los trabajos con tres hombres que resultarán claves en la Bombonera: Gonzalo Martínez, Rafael Santos Borré y Lucas Pratto.

El plantel trabajó desde las 16.30 en una de las canchas de Sofitel, donde Gallardo continuó trabajando el aspecto futbolístico sin parar aún a los once elegidos para la primera final de Libertadores de mañana, a pesar de que eso ya estaría en la cabeza del DT.

Sin Leonardo Ponzio, quien se recupera de una lesión muscular en el bíceps femoral derecho, el Muñeco tendrá que resolver cómo reemplazará al capitán. Es muy posible que Bruno Zuculini esté acompañado por Enzo Pérez para la contención, aunque no hay que descartar la presencia de Ignacio Fernández.

De este modo, los once serían: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana (llevaría la cinta de capitán), Javier Pinola y Milton Casco; Exequiel Palacios, Bruno Zuculini, Enzo Pérez y Gonzalo Martínez; Lucas Pratto y Rafael Borré.

Sigue probando

Además de los trabajos, el plantel del Millonario también ensayará este viernes en Cardales. La estadía en el reconocido predio será hasta el sábado al mediodía, cuando el micro pase por el estadio Monumental para que Gallardo se quede ahí y los hinchas despidan a los jugadores mediante un gran banderazo, tal como acostumbran en River ante la prohibición de que pueda asistir el público visitante, algo que durante la semana se barajó luego de un pedido del Presidente de la Nación, Mauricio Macri, determinación que finalmente no se concretó, por lo que los hinchas de la institución de Núñez deberán esperar hasta la revancha del 24 de noviembre para estar cerca de su equipo.