En tiempo cumplido, pasados los 30 minutos del suplementario, Pity Martínez aprovechó que todo Boca se había ido al ataque en busca del empate para estampar el 3-1 final con el que River se coronó campeón de la Copa Libertadores.


Comentarios