Las pasiones en su vida generaron la atmósfera perfecta para que Santiago Damián García Correa se destaque, pero eso mismo lo exponía al abismo por sus problemas para controlarse, como lo que sucedió el 21 de enero de 2014, cuando Nacional ganaba por 1 a 0 y sólo faltaban 10 minutos.

De pronto el cotejo con Peñarol se transformó en un ring de boxeo y el Morro, fiel a su estudilo, fue uno de los protagonistas de este dueño a trompadas, que terminó en un verdadero escándalo.

No sólo que vio la tarjeta roja, sino que además fue llamado para declarar ante la Justicia y lo dejaron preso.

"Cuando nos mandaron a declarar, nos dijeron que iba a ser rápido. Estábamos a la mañana en la Policía Técnica, en un pasillo angosto, no había más lugar que una silla y una mesa. Pasaron varias horas y nada: eran como las 5 de la tarde y no habíamos almorzado. Estaba con Arismendi, Nacho González, el Vampiro Torres, Diego Scotti. Los de Peñarol estaban en otro lugar y nadie nos hablaba. ¡No nos hablaban! Eran las 10 de la noche y, de pronto, nos dijeron que nos sacáramos las cadenas, los cordones, los cinturones. Van al calabozo, nos dijeron. Hagan la última llamada, porque de acá no salen. Llamé a mi madre y a mi señora, para avisarles que no iba a volver", afirmó García.

"A la mañana siguiente teníamos que presentarnos en un juzgado. Todo esto, sin comer en todo el día. Más tarde, desde el club nos mandaron un poco de comida y bebidas. También, unos colchones y hasta unas paletas y unas pelotitas de ping pong. Todavía no había llegado lo peor. Al otro día, en el juzgado nos querían poner las esposas. Los de Peñarol habían llegado antes, estábamos apartados. Si se vuelven a pelear acá, los mandamos con los reclusos comunes, nos habían advertido. Ahí me di cuenta la gravedad del tema. Pasamos la noche en el calabozo. Llegaron los abogados, pasaron horas y teníamos que declarar. Nos dijeron: Recen, porque cuatro se van a quedar acá y el resto se va con prisión domiciliaria", añadió.

"Se me cayó el mundo encima, porque yo estaba en todos los videos. Hasta bromeaba: Voy a llamar a un amigo que está preso, así me deja un lugar. Estaba entregado. Yo fui el último en declarar. Le conté todo: Le pegué a todo lo que se movía, le dije. En el video se veía casi todo, yo no me acordaba lo que hice, porque estaba enceguecido. Hasta me había peleado con los policías en el túnel, porque quería ir a buscar a los de Peñarol. Al final, nos suspendieron a casi todos por tres meses y no podíamos salir del país por seis meses. Tenía que pagar una fianza para jugar la Libertadores, por ejemplo. No podía estar en espectáculos públicos... Después de dos años, se cerró la causa", cerró sobre ese tema.

Comentarios

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos