Después de haber dejado afuera de la Copa Libertadores a River, para pasar a semifinales, aquel desgaste físico y psíquico, Boca lo termina pagando en la final ante Once Caldas. Un conjunto colombiano que tuvo su "rachita" en aquel torneo y terminó consagrándose campeón por penales, el primero de julio de 2004, hace ya 16 años.

En aquella final pasaron muchas cosas. Se había reavivado el enfrentamiento entre Mauricio Macri y Carlos Bianchi, cuando el técnico se enteró horas antes de la final de la cantidad de jugadores que el dirigente ya tenía "vendidos". Ahí Bianchi acuñó la frase de que "el último que apague la luz". La concentración de Boca en Colombia, parecía un mercado persa: lleno de representantes intentando vender jugadores.

El festejo de Once Caldas tras la consagración.

Antes, en Buenos Aires, Boca no pudo quebrar a Once Caldas gracias a la gran actuación del arquero Juan Carlos Henao, que pudo conjurar las 9 situaciones de gol que el equipo de Bianchi le generó a aquel conjunto colombiano. Evidentemente, sin Carlos Tevez en cancha, expulsado en el partido anterior, el Xeneize había perdido contundencia.

Segundos antes, de la definición por penales, Bianchi da órdenes...

La revancha en Colombia fue problemática de principio a fin. Primero por el eterno viaje para llegar a Manizales. Segundo, la lesión de Guillermo Barros Schelotto en el calentamiento previo. Y luego la mala definición por penales que tuvo el Xeneize y que le dio la copa al conjunto local.

El festejo final con la Copa de los colombianos.

Tras aquel partido, en el cual Bianchi, enojado, dijo que no sabía que a los segundos le daban medallas, el entrenador se enteró cuando llegaron al hotel del fallecimiento de su suegra y, en un cruce que tuvo con Macri en el hotel, le dijo Bianchi que renunciaba y que la única respuesta de Macri en aquel momento fue pedirle: "No me mates ante la prensa".

Quizás haya sido la final más "fácil" de todas las que Boca jugó no sólo con Bianchi, también las que disputó con el Toto Lorenzo, sin embargo, el destino le tenía deparado otra cosa.

Mirá el video de la definición

En aquella final que terminó uno a uno con goles de Viáfara y de Burdisso, el partido desembocó en el alargue y en los penales.

Eso  fue fatal para Boca: erraron Schiavi, Cascini, Burdisso y Cángele. A pesar de que Abbondancieri atajó dos disparos, el de Valentierra y Ortegón. Así el encuentro se definió por 2 a 0 en los tiros desde el punto del penal.
 

Comentarios

Ver más productos

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

"Alberto es un tipo temperamental"

"Alberto es un tipo temperamental"

Tendencias para el fin de semana

Tendencias para el fin de semana

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: secretos y verdades

Evita: secretos y verdades

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos