La pandemia de coronavirus le generó al fútbol profesional italiano unos 1.176 millones de dólares de pérdida de ingresos en las dos últimas temporadas, según un informe publicado hoy por la Federación de ese país.



"Globalmente, durante las dos primeras temporadas afectadas por la Covid-19 (2019/20 y 2020/21), se estima que el fútbol profesional ha perdido cerca de mil millones de euros de ingresos  mientras que el costo de producción se ha mantenido relativamente estable", destaca el informe elaborado por la Federación con el gabinete PwC, y añade que "el impacto global se estima en más de 1.100 millones de euros (casi 1.300 millones de dólares)".

En cuanto al costo de la producción, el aumento fue de 28 millones de dólares: de 163 pasó a 191 millones. 

La pérdida de ingresos contribuyó a aumentar las pérdidas y las deudas de un sector que ya estaba en rojo (-412 millones de euros, -484,5 millones de dólares) antes de la pandemia, al final del ejercicio 2018/19, según consignó este mismo informe. 

La pandemia también tuvo un fuerte impacto en todo el fútbol en Italia, con cerca de un cuarto menos de jugadores federados entre el 30 de junio de 2019 y el 15 de marzo de 2021 (-23 por ciento, 245.000 jugadores menos para llegar a 820.000 aproximadamente), de acuerdo a lo que informó este trabajo. 

La disminución de la actividad futbolística tuvo, además, repercusiones indirectas en el resto de la economía, en particular con una disminución de unos 27.000 puestos de trabajo en el "empleo generado por el sector del fútbol".

Comentarios