En el encuentro entre Stuttgart y Werder Bremen por la Bundesliga, se marcó un gol en contra increíble e insólito, que seguramente quedará en la historia. El conjunto local se anotó en propia puerta con un saque lateral. 

La burrada se dio sobre los 23 minutos del segundo tiempo, cuando Werder Bremen perdía 1-0. En ese momento, el conjunto "lagarto" se había ido con todo al ataque y pasó lo inesperado.

Todo se generó a partir de un saque lateral de Sosa. El defensor jugó hacia atrás, para su arquero Ron-Robert Zieler, quien falló de una manera insólita y la pelota ingresó en su arco.

Zieler, claramente poco habilidoso con los pies, intentó parar el balón pero falló en el cálculo, tocando levemente la pelota. El autogol tomó a todos por sorpresa, incluso en la transmisión recién se pudo ver en la repetición.

Finalmente el local terminó imponiéndose 2 a 1, aunque lo más destacado fue este acción de juego que dio vueltas al mundo.

Comentarios