No es la primera vez que Independiente juega la Copa Suruga Bank. En 2011, el Rojo viajó a Japón para enfrentar a Jubilo Iwata como flamante campeón de la Copa Sudamericana 2010.

En aquella ocasión, Independiente empató 2-2 con el equipo japonés y el trofeo se definió con tiros desde el punto penal. En esa definición, Jubilo Iwata ganó 4-2 y le quitó la posibilidad al Rojo de dar la vuelta olímpica.

Este miércoles, el Rojo se tomó revancha sin la necesidad de llegar a los penales y ganó esta Copa por primera vez en su historia.

Comentarios