Después de cuatro títulos consecutivos en la competición, el Manchester City quedó eliminado en la Copa de Liga de Inglaterra al caer en la tanda de penales (5-3 tras el empate 0-0), por los octavos de final ante el West Ham. 

El City de Pep Guardiola fue muy superior a su adversario, si hasta se registró que tuvo más de una veintena de tiros al arco pero falló en la efectividad ante un equipo londinense que en la ronda anterior ya había derrotado al otro gran club de Mánchester, el United, al que superó 1-0 en Old Trafford.

Hay que remontarse hasta hace cinco años y un día, el 26 de octubre de 2016, para encontrar la anterior derrota del City en la Copa de la Liga. Aquella vez fue en Old Trafford ante el Manchester United de José Mourinho (1-0), curiosamente también por los octavos de final.

Ante esta situación, ahora el West Ham pasó a ser uno de los elencos más importantes para la próxima serie, cuyo sorteo se efectuará el sábado. Los duelos de esa ronda están programados para el 21 y el 22 de diciembre.

Con esta victoria, el West Ham confirma su buen inicio de temporada. Vale destacar que en la Premier League marcha en la cuarta colocación. 

"Nada es eterno. Hemos luchado mucho para ganar, y ganar, y volver a ganar esta competición", explicó Guardiola, quien amplió: "Lograrlo cuatro veces seguidas en un gran logro y la próxima temporada lo volveremos a intentar", prometió.

Los otros partidos de hoy

El Liverpool presentó una especie de 'equipo B', con habituales suplentes y sin Alisson, Trent Alexander Arnold, Andy Robertson, Virgil Van Dijk, Jordan Henderson, Sadio Mané, Mohamed Salah, Roberto Firmino o Diogo Jota. Le bastó para vencer 2-0 al Preston North End, 19º clasificado (de 24) en la segunda división. Los goles fueron convertidos por Minamino y Origi. 

Por su parte, el Tottenham con Lo Celso y Cuti Romero como titulares, cumplió con lo mínimo para imponerse al 19º de la Premier League, el Burnley, gracias al brasileño Lucas Moura, quien fue el que señaló el tanto de la victoria.

Comentarios