En  la previa al partido que Boca empató con Cruzeiro por 1-1, el lateral brasileño Egídio había dicho que su equipo le iba a hacer cuatro goles al xeneize

"Ya lo hablamos con mis compañeros en el vestuario. Vamos a meterle cuatro a Boca. Será parecido a lo que hicimos en la fase de grupos contra la Universidad de Chile aunque esta vez no necesitamos ganar 7-0", había expresado el brasileño.

Con el partido terminado y con su premisa incumplida, Egídio volvió a ser picante contra el xeneize y no se guardó nada. "Ellos son malísimos, y el árbitro fue malísimo. Fue vergonzoso de vuelta. Boca no hizo nada para ganar y no tengo dudas que van a quedar eliminados del torneo. Él mismo me admitió que dirigió mal. Mi impresión es que se divirtió en el juego", relató.

Comentarios