Tras el 2-1 de Querétaro sobre Dorados de Diego Maradona, que quedó eliminado en los octavos de final de la Copa de México, al Diez le recordaron que el juez de la definición Argentina-Alemania Federal de Italia 1990, el mexicano Edgardo Codesal, vive en Querétaro.

Y Diego tuvo una salida a su altura: maradoneana. "Hay mucho ladrón, entonces, acá", respondió el Diez, todavía con el orgullo herido luego de 28 años. "¿Sabía usted que esta es la tierra de Edgardo Codesal Méndez?", fue la última pregunta en la conferencia de prensa. "¿Que acá hay mucho chorro? Hay mucho ladrón entonces acá", contestó Diego.

Después se levantó de su asiento y se fue con una pícara sonrisa... Antes, habló de un pronto desquite ante Querétaro: "Seguramente nos veremos en Primera A con estos muchachos (Querétaro) y les jugaremos la revancha".

Comentarios