Christian Ghisletti, ex barra de River, llegó al aeropuerto de Barajas en España con intenciones de presenciar la final entre Boca y River sin importarle estar dentro de la lista de hinchas que tienen derecho de admisión ni poseer antecedentes penales.

Pero a las autoridades migratorias del país ibérico sí les pareció suficiente argumento para negarle el acceso y devolverlo a la Argentina. De ese modo se convertirá en el segundo barra deportado, siendo Maxi Mazzaro, barra de Boca, el primer rechazado.

Ghisletti es reconocido por haber formado parte de la famosa "Batallas de los Quinchos" en el club en 2007, un enfrentamiento con armas blancas entre ambas facciones de la Barra que tuvo lugar en el club de Núñez. 

Cristian Ghisletti se quedó sin final en España.