Defensa y Justicia sigue sorprendiendo a propios y extraños. Este martes sumó un nuevo capítulo histórico en su corta vida, al clasificarse por primera vez a los octavos de final de un torneo internacional. Sucedió en Quito (Ecuador), donde a pesar de ser derrotado 1 a 0 por El Nacional pasó de ronda gracias a la ventaja que había sacado en el partido de ida, donde se impuso por 2 a 0. Ahora espera al vencedor de la serie que este miércoles definirán Boston River (Uruguay) y Banfield.

Es cierto que el Halcón no jugó bien. Y hasta hubiera sido justo que recibiera algún gol más. Pero la ineficacia de los delanteros ecuatorianos le permitió sostener estoico hasta el final el resultado que le permitió la clasificación.

Más allá del planteo que diagramó Sebastián Beccacece, en el que la intención era jugar con las líneas bien juntas, para no sufrir demasiado la altura de Quito, Defensa no pudo apoderarse nunca del balón, que siempre estuvo en poder del conjunto local.

Así, durante el primer tiempo, El Nacional creaba las situaciones más peligrosas y el Halcón no tenía las fuerzas suficientes como para lastimar de contragolpe.

El equipo ecuatoriano lastimaba por los laterales, donde Nahuel Molina y Christian Almeida no podían con las escaladas de Marco Montaño y Ángel Gracia, respectivamente. Y fue de esa manera en la que El Nacional llegó al gol; con un centro de Gracia desde la izquierda, que fue aprovechado por Daniel Angulo por el centro del área para derribar la floja oposición de Ezequiel Unsain.

Un rato más tarde, Jorge Ordóñez casi anota el segundo tanto local, pero su cabezazo pasó cerca del palo izquierdo del arquero auriverde.

El final de la primera etapa le trajo alivio al conjunto de Florencio Varela, que en el complemento se refugió aún más en su campo, apostando a algún contragolpe salvador. Sin embargo, la altura empezó a hacer mella en el físico de la escuadra argentina y cada pique de sus jugadores terminaba en una jugada desperdiciada.

El Nacional iba en busca del gol que le posibilitara igualar la serie, con tanta intensidad como desprolijidad. Ordoñez se lo perdió dos veces: primero tras un centro de Segovia y después, tras un taco de Muñoz y Unsain se lució ante un remate del propio Muñoz. Así, el reloj se fue vistiendo con los colores de Defensa, que terminó celebrando en Quito, a pesar de la derrota, para seguir haciendo historia en el fútbol sudamericano.

 

 

 
 

Comentarios

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos