Un equipo de alta gama. Porque Defensa se jugaba la vida en la Copa Sudamericana. El empate 1-1 en Florencio Varela lo dejaba con la obligación de ganar sí o sí para seguir soñando en el certamen continental. Y cuando parecía que se iba con las manos vacías, un error le dio la llave a los cuartos de final: con un grito histórico de Gabriel Hachen, el Halcón le ganó por la mínima a un insípido Vasco da Gama. El sueño copero del elenco de Hernán Crespo sigue más firme que nunca y también la chance de que se de una definición argentina en la final que se jugará el 23 de enero (Independiente, Lanús y Vélez son los otros que pueden llegar).

Desde el comienzo, el plan de cada uno era evidente. Defensa tomó la iniciativa, porque lo necesitaba. Intentó manejar la pelota con la sociedad entre Ciro Rius y Francisco Pizzini. Sin embargo, casi nunca llegó. De hecho, la única que tuvo fue un centro perfectamente ejecutado por Washington Camacho: el arquero local Camao se pasó y nadie llegó a empujarla.

En cambio, Vasco se dedicó a esperar la bendita contra que le diera el gol de la tranquilidad. Y casi lo obtiene porque primero Lucas Ribamar quedó mano a mano, pero justo lo desacomodó David Martínez y no le pudo pegar de lleno. Y unos minutos más tarde, Marcelo Alves se elevó y sacó un frentazo bárbaro, pero estuvo aún mejor el "1" visitante Ezequiel Unsain, que la sacó cuando parecía que no llegaba.

Defensa pasó al dejar afuera a Vasco

Un festejo inesperado

En el complemento, era mucho más lo que se jugaba el Halcón: tenía que marcar un tanto para seguir soñando. Y parecía que se le venía negra porque otra vez el equipo brasileño quedó mano a mano y esta vez fue Gustavo Torres el que falló. Sin embargo, Defensa ligó lo que no venía ligando: tras un insólito blooper de Lucao, Gabriel Hachen tan solo tuvo que empujarla para poner el 1-0.

El gol hizo que el partido diera un giro de 180 grados. Vasco salió desesperado. El elenco de Florencio Varela se paró más de contra y se calzó el overol. No generó algún tipo de peligro para liquidar el pleito, pasó momentos de zozobra sobre el final (Ezequiel Unsain se transformó en baluarte para evitar la caída), pero se quedó con una clasificación histórica en Brasil. Así, Defensa sigue alimentando su sueño copero y la próxima parada en cuartos también será un equipo brasileño: Bahía ya espera.

Comentarios

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos