Diego Armando Maradona tuvo un debut soñado como técnico de Dorados de Caulicán, que goleó por 4-1 a Cafetaleros y así consiguió su primera victoria en el torneo 2018/2019 de la Segunda División mexicana. Lo particular es que el triunfo se gestó desde un triplete de Vinicio Angulo, el portador de la camiseta número "10", y gran figura del encuentro.

De esta manera, Dorados cerró una semana movida, donde todos los focos estuvieron puestos en Maradona. Sin embargo, Diego pidió varias veces en el partido que se aplauda a los jugadores y no a él, en un intento de desviar tensiones. De hecho, durante el partido, se usó una cámara especialmente para seguir a Maradona en el banco de suplentes, junto a su colaborador más cercano el exarquero Luis Islas.

Maradona vistió con ropa deportiva de Dorados y una gorra también con la divisa del club y se mantuvo activo durante todo el partido, aunque en el segundo alentó con más fuerza a sus jugadores. Los tres goles de Angulo los gritó de igual forma: apretó ambos puños, se abrazó con su cuerpo técnico y arengó a la tribuna.

Tras la bronca por el descuento del argentino Sebastían Ibars, ex hombre de All Boys, celebró con tranquilidad el tanto de Cogoza, que desató la fiesta en el estadio. Con el pitazo final, Maradona apretó el puño derecho, lo lanzó al aire, se persignó y acompañó a sus jugadores para hacer el festejo "vikingo" junto a sus hinchas, que impulsó la Selección de Islandia e imitaron muchos equipos del mundo.

Diego vivió el partido con gran intensidad. 

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos