El pasado Mundial de Clubes le cambió la vida al brasileño Caio. El delantero de Al Ain la rompió en el torneo, sorprendió a todos con su talento en la semifinal contra River y en el duelo por la gloria, poco pudo hacer para vencer a Real Madrid.

Sin embargo, su destacada labor llamó la atención de más de un club en Europa. Y el que se lo quedó fue Benfica, quien en las próximas horas lo presentará de manera oficial.

Caio hizo inferiores en San Pablo, pero quedó libre cuando tenía 17 y no tuvo éxito en su país. Eso lo obligó a emigrar y en 2014 llegó al Kashima Antlers. Dos temporadas más tarde recaló en Al Ain y ahí se mantuvo, en el anonimato de las grandes ligas, hasta la tarde mágica que lo llevó a Benfica.

Comentarios