La avioneta privada de pasajeros Piper Malibu en la que viajaba Emiliano Sala, desapareció el lunes a la noche cuando sobrevolaba el Canal de la Mancha. Despegó del aeropuerto de la ciudad francesa de Nantes rumbo al de la localidad galesa Cardiff, ciudad a la que el jugador debía llegar para sumarse definivamente a las filas de su nuevo equipo, que había pagado unos 18 millones de euros por su traspaso.

Según se supo, al pasar por Guernsey, el avión solicitó el descenso a la torre de control, pero el contacto se perdió cuando estaban a 2300 pies.

Por lo que afirma el diario L'Equipe, viajaban sólo dos personas: Sala y el piloto Dave Henderson, quien tiene 13 años de experiencia con este tipo de aeronave.

Dentro de los slogans que usó Henderson para promocionar su propia empresa de consultoría de aviación, que está dentro de su perfil en la red social Linkedin, afirma: "Si tienes que usar la aviación general por cualquier razón, en cualquier parte del mundo, probablemente pueda ayudarte".

Dave realizó viajes con este modelo de avión por distintas partes del mundo, como Groenlandia, la India, Japón y diversas zonas de los Estados Unidos, como Florida y California.

Su experiencia lo llevó a ser entrevistado por la BBC: "El piloto Dave Henderson ha hecho casi un centenar de cruces transatlánticos en avionetas, a veces en condiciones extremas", sostienen en la grabación.

Además, resalta consejos para situaciones que le podrían servir hoy en día: "Lo que te va a matar en el océano es la hipotermia. Si vas a caer al agua, lo importante es meterte en el bote salvavidas, pero también tengo un traje de neoprene, que cubre todo el cuerpo y con eso probablemente puedas sobrevivir unas pocas horas".

Comentarios