El Hotel Sheraton de Retiro fue la sede de la conferencia de prensa que juntó a los presidentes de Boca, River, AFA y de Conmebol en la previa de lo que será la primera final del partido más importante de la historia de la Copa Libertadores. Pero lo que se suponía que sería un mediodía tranquilo en el salón Pampa, tuvo su momento tenso, cuando Rodolfo D'Onofrio y Alejandro Domínguez, máximos dirigentes del Millonario y de la casa del fútbol sudamericano, se cruzaron por la sanción que recibió Marcelo Gallardo, la cual le prohibe estar presente esta tarde en la Bombonera.

Una vez que Domínguez fue consultado sobre la situación de los jugadores suspendidos que terminaron participando de la competencia y sobre si iba a haber modificaciones en cuanto a las sanciones a los entrenadores, el dirigente sólo respondió la primera pregunta. Y fue ahí cuando D'Onofrio, lejos de temblarle la voz, le insistió para que contestara sobre el tema de los técnicos, a lo que el paraguayo replicó: "Yo lo invito al presidente (D'Onofrio) a que participe de las reuniones de la comisión de clubes y plantee este tema. El nuevo estatuto permite participar a los clubes dentro de la Conmebol, no solamente de la organización, sino también en la reglamentación".

Pero cuando le preguntaron al mandamás del conjunto de Núñez si había tenido respuesta sobre la apelación por la sanción del Muñeco, fue tajante en su respuesta. "River presentó la apelación y todavía no tiene la respuesta, pero yo no puedo dejar pasar por alto algo. Los reglamentos están para cumplirse, y si alguien no lo cumplió debe tener su sanción. Pero para los argentinos, el derecho de admisión es para los delincuentes, no para alguien que ingresó tarde a una cancha o que entró a un vestuario cuando no podía. Sólo los delincuentes no pueden ingresar a los estadios", declaró.

Una vez finalizada la conferencia, los cuatro presidentes hablaron individualmente con los medios presentes y obviamente fueron consultados por el tenso momento vivido, y aunque ambos protagonistas minimizaron la situación, todos se dieron cuenta de que en aquel momento de la conferencia el aire se cortaba con cuchillo.