Seguramente, fue más el fruto de la bronca por no haber sido titular y por haber ingresado recién a los 12 minutos de la segunda parte. Lo cierto es que a Cristiano Ronaldo se lo notó muy molesto con Andros Townsend, jugador del Everton, quien imitó el festejo del portugués tras conseguir el empate 1-1, que fue definitivo, ante Manchester United por la Premier League.

El origen de todo ocurrió tras un contraataque fulminante en el que Townsend puso el empate parcial y celebró su tanto con el clásico festejo del portugués: se fue corriendo a una de las esquinas del campo de juego, hizo un giro en el aire exclamó el “Siiiuuuuuu”, grito característico de CR7.

Una vez finalizado el partido, al "Bicho" se lo notó muy contrariado y hablándose a sí mismo con la boca entreabierta, como masticando bronca. En ese preciso momento apareció Townsed, que se acercó para saludar al portugués y le puso su mano derecha en el hombro, pero este le hizo un gesto como que no quería hablar en ese momento y siguió con su marcha hacia el vestuario.

Lo cierto es que el jugador del Everton quiso quitarle polémica al asunto: “El festejo fue sin faltar al respeto. Él es mi ídolo, crecí viendo a Cristiano. Me pasaba horas en el campo de entrenamiento intentando copiar sus técnicas”.

Comentarios