Racing tenía que dejar atrás la eliminación en la semifinal de la Copa de la Liga Profesional ante Boca y jugar una verdadera final en su camino por clasificar a la próxima ronda de la Copa Sudamericana.

La Academia se enfrentaba a Melgar, que llegaba a Avellaneda con los mismos puntos en el grupo B. Sin embargo, a pesar de jugar con uno menos durante casi 60 minutos, el elenco de Fernando Gago sacó a relucir su oficio y le ganó 1-0 al equipo peruano.

Desde el primer momento, los planes estaban claros, los dirigidos por Fernando Gago debían sorprender con la presión asfixiante y con los desbordes por las bandas para romper el cerrojo defensivo de Melgar, que iba en busca de salir rápido de contra.

Sin embargo, la visita respondía con una situación insólita donde Luis Iberico le erró a la pelota. Y minutos más tarde iba a llegar un error clave: Edwin Cardona se equivocó en la entrega, Racing quedó mal parado y el arquero Gastón Gómez, se fue expulsado por una increíble mano afuera del área. Parecía que todo se le complicaba a la Academia, pero antes del descanso, Chancalay apareció y con un disparo esquinado marco el gol para la Academia.

Ya en el complemento, el equipo peruano empezó a asediar completamente el área de los de Avellaneda, que se retrasaban cada vez más y más con la esperanza de salir rápido de contra y liquidar el pleito. La visita contó con alguna inspiración de Iberico y una ocasión clarísima errada de Bernardo Cuesta, pero se fue desinflando con el correr del segundo tiempo.

En los últimos minutos, Melgar intentó ir desesperadamente por un empate que nunca llegó, porque Racing se resguardó de la mejor manera (incluso tuvo alguna que otra chance para meter el segundo) y aguantó los embates para llevarse un triunfo importantísimo: después de la eliminación contra Boca en la Copa de la Liga Profesional, la Academia volvió a sonreír en la Copa Sudamericana, en donde quedó a un paso de meterse entre los 16 mejores del certamen.

Comentarios