Iba a haber consecuencias, y las mismas se conocieron hoy. Es que la Conmebol sancionó a Colón por los disturbios ocurridos en los momentos previos del partido que el equipo sabalero jugó el 5 de abril ante Peñarol, por la primera fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores.



La entidad con sede en Luque emitió hoy un comunicado mediante el cual informó que la multa económica es de 98.000 dóalres y se divide en tres partes: una de 80.000 dólares, otra de 15.000 y una tercera de 3.000. En los tres casos, la entidad que preside el paraguayo Alejandro Domínguez aclaró que el dinero "será debitado automáticamente del monto a recibir por el club de la Conmebol en concepto de derechos de Televisión o Patrocinio".

Además se determinó el cierre por tres partidos de la tribuna Sur y la pena de 80 mil dólares se explica en la "infracción al artículo 10.1 incisos a), b) y d) del Código Disciplinario de la Conmebol, en concordancia del artículo 9 del mismo cuerpo legal".

Sobre ese particular, la entidad advirtió que "en caso de reiterarse cualquier infracción a la disciplina deportiva de igual o similar naturaleza a la de este punto", el equipo santafesino jugará sus próximos dos partidos por torneos de la Conmebol a puertas cerradas.



La multa de 15.000 dólares es por "infracción al artículo 10.2 inciso a) del Código Disciplinario de la Conmebol", en tanto la de 3.000 dólares responde a una infracción "al artículo 19 incisos e) y p) del Reglamento de Seguridad" de la entidad.

La Conmebol notificó a Colón que sobre la decisión "cabe recurso ante la Comisión de Apelaciones" en el plazo de siete días corridos desde el día siguiente a la notificación de la decisión.

Comentarios