Una vez finalizado los numerosos incidentes ocurridos en la tarde de este sábado en las inmediaciones del Monumental, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió suspender en forma previsoria el estadio Antonio Vespucio Liberti.

Ante esta medida implementada por las autoridades porteñas, en primera instancia por verse superpuesta la capacidad de la cancha y luego por los disturbios tanto dentro como fuera de la cancha, la institución presidida por Rodolfo D´Onofrio comenzó las acciones necesarias para levantar la citada sanción y poder albergar el próximo domingo a las 17, la Superfinal.

Según pudo saber Depo, la sanción es preventiva y se levantará mediante el pago de una multa económica se levantará.

De esta manera, "confíamos en levantar la sanción en las próximas horas", comentó D´Onofrio ante la prensa.

Por último, Ricardo Pedace de la agencia gubernamental manifestó: "El Monumental esta clausurado, ahora están trabajando para levantar la clausura y que mañana se juegue en River".

Comentarios