Chile se jugará en los próximos cuatro encuentros su clasificación al Mundial de Qatar, cosa que, en las Eliminatorias Sudamericanas, salvo Brasil y Argentina nadie tiene asegurada. A tal punto está difícil la cuestión para la Roja que cada encuentro es trascendental por eso el cruce con Argentina fue trasladado hasta el desierto de Calama.

El tema es que la sanción que le aplicó la FIFA  por estas horas indica que deberá jugar un partido sin público y el próximo encuentro es justamente ante el combinado albiceleste. Más allá de esto, desde la Asociación chilena aseguraron que habrá hinchas contra la Selección Argentina el próximo 27 de enero en Calama y que la pena "cuenta para la última fecha", frente a Uruguay.  

La sanción se debió a que hubo cantos discriminatorios, invasión del campo de juego (ingresaron hinchas cuando finalizó el encuentro), fuegos artificiales y además arrojaron objetos al césped.

Por eso, basados en los artículos 13 y 16 del reglamento, los castigaron con una multa de 60 mil francos suizos (65.332 dólares) y un partido sin público en las tribunas. A su vez, Chile es reincidente: ya habían sido sancionados por cantos discriminatorios contra Brasil.

En este contexto, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) dio su postura a través de un comunicado oficial. "Sobre las decisiones dadas a conocer por FIFA, aclaramos que el partido ante Argentina en Calama, SÍ se jugará con público. La sanción cuenta para la última fecha de las Eliminatorias. Además, ambos castigos están en proceso de apelación por parte de la FFCh".

Recordemos que Chile se enfrentará a la Argentina en el desierto de Calama (a 2.260 metros sobre el nivel del mar), el próximo 27 de enero desde las 21.15, por la fecha 15 de las Eliminatorias.

Comentarios