En Racing esperaban que Ricardo Centurión fuese clave para conseguir un buen resultado. Sin embargo, el talentoso mediocampista mostró poco de su potencial.

Desde los primeros minutos, estuvo poco conectado con el juego y terminó saliendo en el complemento casi sin pena ni gloria.

Centurión revoleó una botella cuando se sentó en el banco de suplentes. (Foto: Nahuel Ventura)

Al mediático jugador naturalmente no le gustó ser reemplazado por Jonatan Cristaldo y antes de tomar asiento en el banco revoleó una botella de agua contra el césped, haciendo visible su calentura.

La incógnita que queda abierta es si esa manifestación fue contra Eduardo Coudet o un gesto de frustración por su labor. "A Centurión lo vi cansado, por eso lo saqué para preservarlo", comentó el DT. ¿Habrá tirón de orejas?

Comentarios