Boca aterrizó a las 12:40 en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza luego de haber caído el domingo último en la final de la Copa Libertadores a manos de su clásico rival, River, por 3-1, en un Superclásico jugado en Madrid. Ni jugadores ni cuerpo técnico dieron declaraciones a la prensa.

Sólo esbozaron alguna respuesta el capitán Pablo Pérez, quien expresó su "amargura" por la derrota, pero que no se explayó y Julio Buffarini, que afirmó tener la orden de "no hablar".

Operativos de control durante el camino.


El equipo Xeneize, encabezado por el entrenador Guillermo Barros Schelotto, llegó al país en un vuelo chárter que partió desde Madrid anoche, horas después de haber perdido la final en el estadio Santiago Bernabéu.
 

Así llegaba el micro custodiado por la policía.


El plantel de Boca quedó licenciado hasta el 3 de enero próximo, cuando se reunirá en La Bombonera para iniciar la pretemporada con miras a la reanudación de la Superliga y también a la Copa Libertadores de 2019, para la que está clasificado.
 

No se registraron incidentes en el transcurso.


En las próximas horas, se definirá el futuro del mellizo Barros Schelotto, quien concluirá su contrato el 31 de diciembre y no le será renovado.
 

Algunos hinchas se acercaron al lugar.


Barros Schelotto, ídolo de Boca durante su etapa de jugador, en la que conquistó 16 títulos, regresó al club como director técnico en marzo de 2016 y ganó dos torneos de Primera División, pero no pudo conquistar ninguno a nivel internacional.
 

El corredor seguro para la llegada del micro de Boca.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos