Con un rendimiento de menor a mayor, Boca pudo sobreponerse a un experimentado Cruzeiro en La Bombonera. Los dos que arrancaron flojo (Mauro Zárate y Pablo Pérez) fueron quienes terminaron dándole el 2-0 que no solamente le viene bien para el desquite en Brasil, el jueves 4 de octubre, sino que una inyección anímica clave para el venidero Superclásico del domingo ante River, por la Superliga, juego que también se disputará en el escenario donde se jugó ayer este partido.

No empezó bien

Los primeros minutos fueron complicados para el dueño de casa, ya que la experiencia de la visita le hizo difícil la circulación de la pelota a los de Guillermo Barros Schelotto. Es que hasta la media hora de juego, al Xeneize le costó estar conectado para generar fútbol, algo que necesitaba para poder hacer la diferencia en el marcador.

Comenzando con las imprecisiones de Pablo Pérez, y las pocas participaciones de Mauro Zárate y Darío Benedetto, Boca debió reguardarse mucho en lo que podía hacer de mitad de cancha hacia adelante Cristian Pavón, que alternó buenas y malas durante la etapa inicial.

De todos modos, la jerarquía individual siempre suele aparecer en el local y más aún si se mimetiza en juego colectivo. Cuando esto sucedió, Boca pudo abrir el marcador. A los 35, una buena acción terminó con un gran pase filtrado de Pérez que dejó mano a mano a Zárate con el arquero y no perdonó para el 1-0.

También dormido

Los primeros instantes del complemento parecieron encontrar a un Boca anestesiado, ya que en los primeros tres minutos Cruzeiro tuvo dos chances claras para empatar el juego. En la segunda de estos, una tremenda salvada de Wilmar Barrios sobre la línea le impidió el tanto a Robinho, cuando Esteban Andrada estaba vencido.

Pasado los 10 minutos, Boca tomó nuevamente el protagonismo y a través de un remate en el palo de Mauro Zárate intentó buscar el segundo tanto que le diera más tranquilidad pensando en la revancha en Brasil. Esto terminó sucediendo a poco del final, tras un tremendo derechazo de Pérez que venció la resistencia de Fábio que le terminó dando una mayor tranquilidad para una serie que lo tiene como favorito pero que no está definida.

 
 
El xeneize celebra el primer gol del partido. (Nahuel Ventura)
Mauro Zárate abrió el marcador luego de un pase exquisito de Pablo Pérez. (Nahuel Ventura)
Pablo Pérez decretó el 2-0 final. (Nahuel Ventura)
 

Comentarios

Ver más productos

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Ver más productos