Los futbolistas que se desempeñan en Argentina muchas veces toman la decisión de emigrar al exterior no sólo por un progreso económico o deportivo, sino también por la tranquilidad. Entienden que la presión con la que conviven en nuestro país no ocurre en otros territorios y por eso arman las valijas para irse.

Sin embargo, también ocurren episodios desagradables, aunque en menor medida. Este miércoles, sin ir más lejos, Darío Benedetto y Leonardo Balerdi pasaron un muy mal momento en Francia: Olympique de Marsella no levanta cabeza, por lo que los hinchas mostraron su descontento en la previa hostigando a los jugadores y al entrenador, con el agregado que durante el partido colgaron una bandera que decía "son asquerosos, nos dan vergüenza".

Para colmo, dentro de la cancha volvieron a fallar. El equipo de los argentinos cayó por 1-0 ante el Lens de Facundo Medina y acumuló su cuarta derrota en los últimos seis partidos. Aun así, el equipo de Villas-Boas no pierde la ilusión de alcanzar al Monaco, que ocupa la última plaza para la fase de grupos de la UEFA Europa League y se encuentra a cuatro puntos con un partido más.

En un partido sin grandes acciones, el gol del Lens llegó a los 15 minutos de la segunda mitad tras un gran cabezazo de Siman Banza tras un gran centro desde la izquierda.

Comentarios