En el reciente Mundial de Rusia, Islandia llamó la atención de propios y extraños debido a que en su estreno en la historia de la competencia igualó 1-1 contra Argentina, en el partido que comenzó a definir la suerte del equipo comandado por Jorge Sampaoli. Y en el inicio de la Liga de Naciones de la UEFA, el elenco Vikingo no encuentra el rumbo y en su segunda presentación sumó la igual cantidad de derrotas.

En ésta oportunidad, Bélgica, quien terminó tercero en la cita mundialista, lo goleó en su estadio por 3-0 gracias a un doblete de Romelu Lukaku y uno de Eden Hazard.